breaking news

Reseña Histórica

A pesar que Radio fe y vida fue ignaurada el día 8 de septiembre de 2007, la historia comienza hace aproximadamente a principios del año 2004 cuando en la parroquia Señor de Ostua algunos hermanos visionarios se percataron de la necesidad de una evangelización masiva a través de los medios de comunicación.

Así arranco el sueño, Comenzamos con la creación de un programa radial que sería transmitido en una radio local, el cual fue bautizado con el nombre de “Dios entre Nosotros”, que era realizado por el padre Agustín López y algunos fieles. El programa salió al aire por primera vez el día 08 de Julio del 2004. Ese programa sirvió den motivación para pensar en una radio Católica en Metapán. Se hicieron las primeras gestiones, buscamos alguna asesoría y se realizaron pláticas con diferentes personas, Etc. En todo este tiempo contamos con el apoyo incondicional de la hna. Licda. Estela Moran quien en varias veces viajo de Santa Ana para acompañarnos en las reuniones que realizábamos, que si bien eran un tanto informales, la recordamos con nostalgia. En ese entonces pensábamos que nuestro sueño tenía costos económicos. En realidad no lo veíamos tan difícil de alcanzar.

En ese ir y venir, y hablando cada vez en serio del tema realizamos la reunión formal, la cual tuvo lugar en salón de usos múltiples de la parroquia Señor de Ostua el día 28 de febrero del 2006, ese día estuvieron presentes:

Padre Agustín López, Hno. Carlos Arévalo, Hno. Pedro Mancia y Hno. Carlos Raúl Herrera.

Ese día se eligió una directiva provisional conformada por los presentes, a la cual, posteriormente se agregarían nuevos miembros según las necesidades. El primer acuerdo tomado por la directiva, fue exponer el primer proyecto de radio a toda la comunidad de Metapán, la cual, efectivamente, se llevo a cabo el día 29 de abril del 2006. En una cena muy especial para nosotros fruto de ello fue que algunos hermanos que asistieron se comprometieron a colaborar, pero lo más importante fue la motivación que recibimos para continuar.

Se visito otras radios Católicas buscando algún tipo de ayuda. Se hicieron gestiones ante la SIGET, para obtener directamente de ellos la frecuencia, pero nos dijeron que era imposible al parecer todas las puertas estaban cerradas. Pero Dios siempre es misericordioso y providente, cuando todo se veía oscuro apareció una luz para sorpresa nuestra a principios del año 2007, por medio del padre David, se nos hizo una oferta de una frecuencia de una radio local, pero no se logro negociar. Pero no nos desanimamos.

A los pocos días surgió una nueva oferta se nos planteo la posibilidad de adquirir la frecuencia del 95.3 FM, logrando con el propietario un acuerdo de precio y forma de pago (precio que por cierto era mucho más de lo que nosotros inicialmente pensamos) El día sábado tres de febrero de ese mismo año se entregaron el primer desembolso como parte del precio de la frecuencia.

Siendo prácticamente una realidad lo de la radio era oportuno que ambas Parroquias, San Pedro Apóstol y Señor de Ostua, nos uniéramos, y con el fin de dar a conocer el proyecto a toda la comunidad iniciamos una serie de campañas promocionales en todos los cantones y caseríos, que arrancaron el día 16 de marzo de 2007. Se abrió la primera cuenta bancaria, se realizaron viajes a San Salvador, Guatemala y Honduras.

Pero había otro problema: la frecuencia radial 95.3 estaba sometida a un contrato de arrendamiento con el propietario de Radio Amor hasta el Año dos mil once, por lo que se hicieron una serie de de gestiones a fin de obtener de manera provisional otra frecuencia para poder iniciar la transmisión lo cual no se logro. En algún momento esta situación nos desanimo un poco, pero confiados en el Señor seguíamos empeñados en iniciar pronto, y seguíamos promocionando el proyecto.

El 25 de mayo de 2007 se comenzó a adecuar las instalaciones para el estudio y la cabina de transmisión sin contar aun con la certeza de iniciar pronto, se convoco a hermanos interesados en colaborar en el área de locución y programación, se creó el comité de apoyo, y se hicieron muchas cosas más.

Podemos confesar hoy que muchas cosas de estas cosas se hicieron cuando aun existían muchas de estas cosas se hicieron cuando aun existían muchas posibilidades de que no se iniciaría pronto la transmisión, pero lo hacíamos con la fe puesta en el Señor. El día sábado 16 de junio de 2007 comenzaron las platicas con el arrendatario de la frecuencia 95.3 FM las cuales terminaron con la entrega de la frecuencia a las once horas del día dos de julio de 2007. Ese día respiramos muy hondo. Este acontecimiento era trascendental por dos razones: Primero porque nos dejaba el camino libre para iniciar la transmisión y segundo porque empiezan a correr los plazos para los pagos.

Ante las necesidades económicas que atravesábamos en esos momentos, no se puede pasar por alto las valiosas aportaciones económicas de los miembros de la directiva, quienes además de colaborar con su tiempo y trabajo lo hicieron de una forma económica. Tampoco podemos pasar por alto la valiosa ayuda de Don Luis Flores quien ante la imposibilidad de adquirir nuestro propio equipo de transmisión nos presto por dos meses un equipo completo de su propiedad. Cuando estaba a punto de terminarse ese plazo Don Luis Flore nos dio una gran noticia: Había decidido donarnos el equipo que nos había prestado.

De una forma a otra estaba listo, el gran día fue domingo 29 de julio de 2007 cuando a eso de las 3:20 pm se comenzó a transmitir las primeras señales de prueba muchos lloramos todavía se eriza nuestra piel al recordar ese glorioso día. El día 8 de septiembre de 2007 , día que se conmemora de la Virgen María se clausuraron las señales de prueba y se ignauro formalmente Radio Católica Fe y Vida.

Desde ese día Fe y Vida esta acompañando tu vida haciéndola más agradable y llevándote las bendiciones del Señor antes y después de esa fecha han sucedido que no se alcanzarían a contar, muchas son anécdotas y recuerdos que con cariño guardamos en nuestro corazón ahora podemos decir sin temor a equivocarnos que ha valido la pena cada segundo, cada centavo, cada lagrima, cada esfuerzo, cada sacrificio hecho por esta obra; y no lo digo por el hecho de que se logro realizar la obra de la radio sino por los frutos que está dando. No debemos olvidar nunca que las buenas obras se reconocen por los frutos que se dan del esfuerzo constante y de la fe de toda la comunidad católica de Metapán y es ella a quien se debe.

Hoy son 8 años de tantas alegrías, Todo sea siempre para Gloria y Honra del Señor.

AndroidBlackberryIphone